¿Porqué los niños se aburren de sus juguetes tan rápidamente?

Los niños se aburren de sus juguetes aunque sean nuevos

Los niños se aburren de sus juguetes rápidamente

 

Nuestro hijo se aburre a pesar de estar en época navideña. Fechas en las cuales Papá Noel nos ha visitado y nos ha traído muchos juguetes nuevos. Si no es así, en unos días serán los Reyes Magos los que nos premiarán con su presencia y llenarán las habitaciones de cajas y cajas de juguetes.

Pero nosotros como padres, todos los años observamos lo mismo.

Da igual que los juguetes sean nuevos. Si son muchos, nuestro hijo va de uno a otro sin saber con cual empezar el juego. Finalmente los dejan y no juegan con ninguno.

Cuando tenemos hijos pequeños, se ven envueltos en un mundo de juguetes. Entre los que nos regalan, prestan o compramos, siempre terminan siendo muchos. Cada juguete tiene una función específica: bien estimularlos, otros sirven para caminar, otros para que puedan aprender más rápidamente a leer, otros simplemente para entretenerlos… y sin darnos cuenta tenemos una habitación llena de juguetes de todo tipo donde apenas se ve nuestro hijo.

Guarde juguetes nuevos y reutilícelos

Los expertos recomiendan no sobreestimular a los niños con una gran cantidad de juguetes. Para cada edad hay juguetes específicos. Antes de los tres meses un bebé nunca necesita juguetes. Después de los tres meses los justos y necesarios para su estimulación. Con la edad ya ellos nos van pidiendo según sus necesidades con lo que podrían jugar y entretenerse.

La cantidad nunca es la solución. Es mejor es acertar con los juguetes idóneos a su edad. Una buena idea si nos encontramos con demasiados juguetes en estas fechas es, guardar los que consideremos. Va a disfrutarlos más en adelante. En fechas que consideremos oportunas iremos sacando esos tesoros que les encantará recordar (o no) que los tenían. Verás como esa simple acción hace que disfruten mucho más, tanto juguetes nuevos, como juguetes a los que ya ni hacían caso. Ya no será un niño aburrido a pesar de sus juguetes.

También es bueno tener en cuenta siempre sus necesidades. En la mayoría de los casos los juguetes los compramos los padres, tíos, abuelos… pensando más en lo que nosotros creemos que necesitan que en sus necesidades reales. A medida que van creciendo, nos van demostrando lo que necesitan.

Por todo ello, muchos juguetes siempre es un error. En una habitación dónde hay muchos juguetes, los niños tienen una sobredosis de estímulos, y el cerebro no es capaz de discriminar y elegir con que jugar.

 

Muchos juguetes
Los bebés no necesitan juguetes

Es bueno que el niño desarrolle su imaginación

Por tanto, no es bueno bombardear el dormitorio de nuestros pequeños de muchos juguetes. Siempre es mejor tener pocos y ver si el niño se interesa por alguno. Cuándo al niño ya deje de interesarle el juguete la mejor opción es guardarlo, prestarlo, donarlo, regalarlo… pero nunca deje que quede eternamente en su caja. Estará tan acostumbrado a verlo que le parecerá como parte de la decoración, un juguete que no cobrará vida.

La importancia del juego al aire libre en los niños

Por ello, en estas fechas o para cumpleaños y fechas especiales, si le han regalado muchos juguetes guarde algunos sin abrir (si puede). Con el paso de los días, semanas o meses, una vez que ya ha dejado de jugar con los que tenía, saque esos juguetes guardados ¡verás qué sorpresa!

Siempre es mejor reutilizar, que comprar. Además, la imaginación aparece sobre los 2 o 3 años. Por tanto, si guarda juguetes o elementos de la casa como telas que en el futuro se conviertan en un disfraz, platos de plástico para decorar… De esta manera el niño podrá crear y desarrollará su imaginación. No todo en la vida es comprar, también es bueno que el niño invente, cree, fabrique.

La donación de juguetes es siempre buena idea

Seguro que al terminar de leer estas líneas, mirarás los toybox de tus hijos. Éstos estarán repletos de juguetes con los que ya no juegan desde hace mucho tiempo. No lo dudes, pon en marcha algunos de los consejos que desde Flamekababy os hemos dado. La donación también es muy buena idea. Muchos niños no serán tan afortunados como el tuyo. No tendrán juguetes en estas fechas. Pregunta por puntos de recogida de juguetes en tu ciudad y enseña a tus hijos a desprenderse de cosas que para ellos no tienen valor y al mismo tiempo, aprenderán a regalar ilusión. Verás como esos niños no se aburrirán con los juguetes de tu hijo.

 

Anuncios